Para aquellos interesados en la historia de la joyería (como yo), específicamente en la década entre 1950 y 1960, las pulseras con nombre jugaron un papel muy importante en la escena de la moda, así como entre las parejas de la época. Para aquellos que todavía lo recuerdan, saben de lo importante que fueron las pulseras con nombre.

Tomando el concepto de los brazaletes médicos utilizados por los veteranos de la segunda guerra mundial, en los años 50’s y principios de los 60’s, se vio un auge en la popularidad de las pulseras con nombre. Así como Facebook hoy en día, las pulseras con identificación se popularizaron entre los adolescentes y rápidamente se expandieron a la generación de sus padres. No sólo para mujer, era muy común durante esos tiempos ver un hombre usando estas pulseras con identificación. Estas pulseras fueron hechas con cadenas de eslabones y una placa con nombre de oro o plata.

En esa época, las personas usaban también las pulseras con nombre grabado en placa para sus citas. Las chicas usaban las pulseras de identificación de los chicos cuando la relación era “seria”, o los chicos creaban una pulsera para sus novias con su nombre en un lado y su número (de fútbol, basquetbol u otro deporte) en el otro lado. Una simple pieza de joyería significaba tanto durante esta era. No solamente llevabas puesta una pieza de joyería de alguien más, en su lugar, era cortejo en su forma más pura, ya que sabías si estaba de verdad interesado en ti cuando te daba una pieza de su identidad. ¡Recibir una pulsera con identificación de un chico era muy emocionante! Esperamos que esta sea una de las bellas tendencias que regresan y se adaptan a los tiempos modernos.